Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que aceptas su uso. Las cookies para el seguimiento se insertaran en 20 seg. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar su configuración del navegador, en nuestra política de cookies
Recomendamos el foampack como aislante en la instalación de parquet
Recomendamos el foampack como aislante en la instalación de parquet
Confiamos en bobinas foam y bobinas de burbuja para ponerlo bajo los suelos laminados. Los dos artículos realizan una misma función en el proceso de colocación de suelos de tarima. El foampack que ponemos a disposición de nuestros clientes evitará el paso de la humedad desde el subsuelo hacia la parte superior, cumpliendo con garantías como aislante térmico. Del mismo modo cumple como aislante a nivel acústico cotidiano de todo tipo. Las bobinas foampack están disponibles en diferentes grosores de lámina, de un 1mm hasta 5mm. Del mismo modo, proporcionamos a nuestra clientela bobinas cortadas y bobinas de inferior tamaño, de 80m2. A través de una lámina de polietileno adherida, éstas logran una perfecta adherencia en la gran mayoría de superficies. Además, ofrecemos porta bobinas, para la dispensación cómoda de los rollos de burbuja o foampack. Por otra, la previa nivelación del suelo resulta muy importante a la hora de colocar parquet laminado o tarima flotantes. En el caso que la superficie tenga bastantes irregularidades, es decir, hasta 2-3 mm, resultará imprescindible un aislante más grueso O ante irregularidades excesivas, de más de 2 mm, nivelaremos el subsuelo previamente a la instalación. Descuidar la nivelación puede acarrear consecuencias muy negativas: simplemente caminar sobre el suelo laminado provocará que éste vaya subiéndose lentamente, llegándose a levantar En Sisdem apostamos fuertemente por la venta online de todo su material, con la vista puesta en ofrecer un servicio a la medida de cualquier cliente, de profesionales del gremio o también particulares con interés en sacar un gran partido al hogar. Por ello, los m2 de cada bobina son indicados al seleccionar el ancho requerido. La superficie irá cambiando en función del grosor de cada una de las láminas. Somos conscientes que a la hora de afrontar la instalación de un suelo laminado se suele priorizar las decisiones como el color o la textura del propio parquet. La elección del foam que se ajuste a las necesidades de cada caso acaba resultando importantísima. De la mano ésta base aislante lograremos aislar la humedad, con su ahorro económico en calefacción, conseguiremos un aislamiento acústico desde la habitación donde se haya colocado hacia abajo (y a la inversa), y también evitar la electricidad estática.