Nuestra web utiliza cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúa navegando, consideramos que aceptas su uso. Las cookies para el seguimiento se insertaran en 20 seg. Puede obtener más información o conocer cómo cambiar su configuración del navegador, en nuestra política de cookies
Sisdem comercializará bolsas respetuosas con el medio ambiente
Sisdem comercializará bolsas respetuosas con el medio ambiente
A partir de una única patata, Sisdem distribuirá diez bolsas de bioplástico biodegradables, reciclables y renovables. Serán bolsas libres de CO2 y que se podrán utilizar como compost o abono. Estas bolsas cumplirán con todos los criterios establecidos en la norma EN 13432, quedando absolutamente garantizadas ecológicamente con la certificación del organismo Vinçotte (OK COMPOST) y el Organismo alemán Din Certco (COMPOSTABLE). Las bolsas comercializadas por Sisdem serán biodegradables y tendrán exactamente la misma utilidad que cualquier bolsa de polietileno, aunque se biodegradarán bajo condiciones de compostaje. Nuestra empresa empezará la comercialización de estas bolsas a partir de recursos vegetales y renovables propios de la patata. Estas bolsas se descomposarán en condiciones habituales en la biosfera de calor y humedad, sin contaminar. Los hongos, los animales y también las bacterias lograrán la descomposición de este nuevo producto. Además, apostamos por el almidón de maíz para producir bolsas con asas “tipo camiseta” respetuosas con el medio ambiente. Este vegetal se degrada rápidamente,sin dejar residuos tóxicos. Y es que cuando los residuos de plástico no acaban en los puntos requeridos de recolección, la posibilidad de que acaben en el agua es altísima. Todo ello está amenazando la belleza y el ecosistema de mares y océanos. Por otra parte, la ingesta de plástico para peces y para crustáceos les provoca graves alteraciones en su reproducción, su comportamiento o, incluso, la muerte.